tipos energias renovables

tipos energias renovables

En cambio, la financión de Estados Unidos, que ocupa la segunda posición del ránking mundial, ha caído un 37% y ha supuesto una inversión de 35,6 mil millones de dólares (27,3 mil millones de euros) en 2012, frente a los 51 mil millones de dólares (40,7 mil millones de euros).

La posibilidad de que el Gobierno se esté planteando que la eólica compense a las tecnologías de respaldo inquieta a la Asociación Empresarial Eólica (AEE), que lo considera inaceptable. Esta posibilidad, que se ha defendido desde algunos ámbitos y que ha cobrado fuerza tras las declaraciones del secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, el pasado miércoles en la Comisión de Industria del Congreso, no tiene justificación alguna ni desde el punto de vista legal, ni técnico, ni económico, y sería discriminatoria.

Excluyendo el 29 de febrero de 2012, el descenso habría sido del 17,8%. Dicha energía representa el 53,7% de la demanda total peninsular del período citado, que ha sido de 83.966 millones de kWh, un 3,3% menos que en el mismo período de 2012. El 46,3% restante ha sido cubierto por la energía generada por los productores en régimen especial, el saldo de los intercambios internacionales de energía eléctrica y el enlace Península-Baleares.

Según una investigación de Pew Charitable Trusts de Estados Unidos, a medida que ha aparecido el nuevo mercado y ha aumentado la capacidad de generación de energía renovable, el sector de energía renovable ha experimentando un transformación fuerte tanto en el factor geográfico como en el factor tecnológico.

De acuerdo con la investigación de Pew Charitable Trusts, los países que cuentan con políticas favorables para desarrollar la energía renovable pueden atraer más inversión privada, elevar la producción energética y crear más oportunidades de empleo.

El Gobierno debe entender que el sector no tiene capacidad para aguantar nuevas medidas que supongan un mayor perjuicio económico, porque las ya aplicadas han puesto en jaque su futuro. Por ello, AEE le reclama un diálogo constructivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *