precio de paneles solares

“Por este sistema, desde 2009 al 2013, los consumidores hemos tenido que pagar 1.900 millones de euros de más. Que haya desaparecido este sistema de especulación para un bien esencial para la vida cotidiana de las personas es una buena noticia”, dijo.

Cote Romero se refirió a la decisión del Gobierno de suprimir la subasta Cesur y que la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético ve “con buenos ojos” porque era un sistema “bastante delirante”.

La FV, cada vez más y más competitivaUna vez hechas estas salvedades, recuperemos la premisa inicial: los paneles fotovoltaicos son tan baratos hoy que resultan ya totalmente competitivos para generar energía en nuestras casas a un precio que merezca la pena. Y, puesto que el precio de los paneles no va a aumentar (si acaso permanecerá a un valor constante unos años antes de seguir disminuyendo) y puesto que el resto de fuentes energéticas utilizan recursos cada vez más escasos (gas, carbón, uranio) que sí van a aumentar su coste en un futuro, la energía solar fotovoltaica es ya competitiva y lo va a ser cada vez más. Si en 2012, el 2,9% de la generación eléctrica en España fue fotovoltaica, antes o después este porcentaje llegará a los dobles dígitos, siento su techo difícil de pronosticar. Sin embargo, ¿es esto suficiente para explicar el miedo de las empresas eléctricas a la fotovoltaica?

Aunque no se resigna. “Más pronto que tarde encontraremos la manera de soslayar el peaje de respaldo, ya sea porque en Europa nos den la razón —dado que atenta contra la libre competencia— o bien porque encontremos una solución técnica y económica, que puede pasar por la desconexión total del sistema eléctrico”, afirma, y prosigue: “Con el coste actual del término de energía y sobre todo del de potencia, las soluciones con baterías están cada día más cerca. Con las subidas de peajes lo único que van a conseguir es hacer que los consumidores huyan del sistema eléctrico”.

El coste de estos dos equipos le supuso un desembolso de unos 1.700 euros. La instalación tiene unos seis meses de vida y aún no está amortizada. No tiene licencia. “Si no se hubieran producido todos estos cambios en la ley del sector eléctrico ya estaría legalizada”, aclara Morales.

Junto a los consumidores, el principal perjudicado por el nuevo escenario es el sector. “Supone su desaparición porque era el único nicho de mercado que quedaba. Las empresas medianas y grandes se están yendo fuera y las pequeñas desaparecerán”, según el director de UNEF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *