planta de energia solar

Eso sí, la instalación de esta planta no se salva de las críticas, ya que estaría teniendo un impacto negativo en la conservación de la fauna local, como aves, tortugas y muflones.

Satélite de Transmisión de LaserOrbita en baja órbita terrestre (LEO), a unos 400 km sobre la superficie de la Tierra. Con un peso de 10 toneladas métricas, este satélite sería una fracción del peso de su contraparte de microondas. Más barato también, se predice que costaría casi 500 millones de dólares ponerlo en marcha y operarlo. Además toda la operación sería posible de realizar con un solo cohete, lo que reduciría drásticamente el costo y el tiempo para la producción. También  tendría un haz de solo 2 metros de diámetro, aproximadamente, en lugar de varios km, una reducción drástica e importante.

Satélite de Transmisión de Microondas En órbita geoestacionaria (GEO) alrededor de la Tierra, a unos 35.000 kilómetros sobre la superficie terrestre, con reflectores solares que abarcan hasta 3 km y un peso de más de 80.000 toneladas. Serían capaces de generar múltiples GW de energía, suficiente para abastecer a una ciudad importante de Estados Unidos.

De tamaño pequeño, también es de una capacidad correspondientemente menor de entre 1 a 10 MW por satélite, con lo cual sería necesario una flota de satélites similares para una producción importante.

Agentes reguladores do governo norte-americano estão prevendo um estudo de dois anos sobre o impacto das instalações nos pássaros. O porta-voz da NRG Energy, Jeff Holland, disse ser muito cedo para tirar conclusões definitivas a repeito de impactos ambientais a longo prazo. Segundo o porta-voz Joe Desmond, a BrightSource acredita no potencial da tecnologia e que o impacto nas aves pode ser contornado.

Para ello se cita un trabajo publicado en 2009 por un laboratorio dependiente del DOE que plantea esa posibilidad. Concretamente, el aprovechamiento de la energía solar, de la que apenas un 30% llega la Tierra, a partir de satélites muñidos de reflectores y un trasmisor de microondas o de laser. Los reflectores o espejos inflables distribuidos en una vasta franja de espacio dirigirían la radiación solar hacia paneles solares y estos transformarían energía solar ya sea como microondas o láser, y así un haz de energía ininterrumpida sería dirigido hacia la Tierra, donde estaciones receptoras podrían recoger el haz y agregarlo a la red eléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *