placas solares fotovoltaicas

placas solares fotovoltaicas

En el autoconsumo por balance neto, cuando la instalación produce por encima del nivel de consumo instantáneo, el excedente se inyecta en la red y se reciben unos créditos de energía. Más adelante, cuando haya consumo, pero no generación para autoconsumo, se saldarían esos créditos.

Cualquiera, dijo Soria antes de poner el ejemplo de un chiringuito de playa, puede instalarse unas placas solares para su propio consumo, pero si desea integrarlas en la red elctrica deben contribuir con los costes del sistema, ya que de lo contrario seran unos “‘free riders’ que consumen a costa de los dems”, seal.

La reforma del mercado eléctrico, anunciada en junio de 2012, probablemente será aprobada en junio próximo. Miguel Ángel Martínez-Aroca, el presidente de Anpier, teme lo peor después de una conversación que tuvo con el secretario de Estado de la Energía, Alberto Nadal, en marzo. “Dile a quienes representas que pueden estar tranquilos: perderán las placas, pero buscaremos la solución para cancelar la deuda con los bancos”, le dijo el miembro del Gobierno, que fue vicesecretario general de Asuntos Económicos de la patronal CEOE y conferenciante del campus 2012 de la FAES, el think tank neoliberal del Partido Popular. La Marea intentó sin éxito corroborar la versión de Martínez-Aroca. Según el Ministerio de Economía, el sector fotovoltaico debe 15.000 millones de euros en créditos a la banca.

Tras la moratoria a las renovables, hay en la actualidad varios miles de megavatios fotovoltaicos que han solicitado su entrada en el sistema elctrico sin apoyo de primas, pero las solicitudes no han encontrado respuesta, seal el director general de UNEF.

De forma paralela, ya se estudia la posibilidad de crear un “banco malo” al estilo del Sareb que ha absorbido los activos inmobiliarios problemáticos de los bancos. Entre las empresas privadas que participan en el accionariado del Sareb está Iberdrola, y Gas Natural se dispone ya a entrar.

Donoso precis que estas cifras son solo orientativas y que no hacen sino ilustrar un nuevo esquema para la implantacin de este modelo de produccin energtica, considerado en el sector de las renovables como un avance en la democratizacin de la electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *