Nuevas leyes para los arquitectos

El pasado mes de Junio entraba en vigor la nueva ley que exige que todas las viviendas de nueva construcción así como aquellas que se pongan a la venta o se destinen a alquiler deben contar con un certificado de eficiencia energética. Afortunadamente es el arquitecto madrid que está preparado para la elaboración de este informe y que lo ofrece en sus estudios como un plus.

 

Se trata de la certificación energética de la vivienda, que indica nada menos que el grado de efectividad del aprovechamiento que realiza el inmueble de los recursos de los que dispone. Dicho más sencillamente, se centra especialmente en el tipo de calefacción, que los aislantes que lleva la construcción, además de los cerramientos, consigan mantener buena temperatura interior, entre otros aspectos relacionados con la orientación de la vivienda.

 

Un nuevo requisito que obliga a que la vivienda sea calificada con una letra, al igual que se hace con los electrodomésticos, a lo que ya estamos acostumbrados. Por tanto una vivienda clasificada como A contará con los mejores aislantes, los elementos de climatización más efectivos y económicos, el mejor sistema de iluminación, además de la mejor orientación para el aprovechamiento de la luz solar. Según vayamos bajando de escala, las viviendas con clasificación B, C, D o E contarán con menos eficiencia.

 

Esta nueva legislación que obliga a la elaboración del certificado de eficiencia energética se relaciona con los objetivos del milenio acerca de la sostenibilidad medioambiental, ya que según diversos estudios, la mayor parte del gasto energético de las ciudades se produce en las viviendas y reformas de farmacias. Por tanto es tarea de los arquitectos lograr que los edificios aprovechen al máximo los recursos para consumir cuanta menos energía sea posible, para así lograr un menor número de emisiones a la atmósfera.

 

A pesar de llevar seis meses en vigor, la ley que obliga a la emisión de los certificados de eficiencia energética es aún desconocida para la mayoría, incluso existen comunidades autónomas que aún no han habilitado el registro para la inscripción de estos certificados. Cabe destacar que la ausencia de la certificación energética de una vivienda de nueva construcción o que se vaya a poner a la venta o en alquiler conlleva elevadas sanciones económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *