juwi energias renovables

Avales millonariosEl caso es que, a pesar de no contar con ayuda como antaño, y tras haber vivido año y medio de travesía del desierto, la fotovoltaica mega, la de las grandes instalaciones solares, empieza de nuevo a ver la luz al final del túnel. Y lo hace sin prima -ya no se la espera- y mirándole por primera vez directamente a los ojos al mercado. Así, y según fuentes próximas a Red Eléctrica de España, ahora mismo hay peticiones de acceso a la red por valor de más de 40.000 megavatios fotovoltaicos. Pues bien, según el gobierno de la Región de Murcia, 2.500 de ellos quieren ver la luz en las tierras y solares de esa comunidad autónoma uniprovincial. Más aún, cuatro proyectos han presentado ya sus correspondientes avales, lo cual sugiere, por fin, que ahora sí que sí. En Extremadura, por cierto, dos proyectos han hecho también lo propio, presentar aval: Gerhlicher y Valsolar Solarstrom (seis millones de euros cada uno, según informa a Energías Renovables el Gobierno de Extremadura).

Año I de la nueva era: 2014Aparte de ellos, el consejero de Universidad, Empresa e Investigación de Murcia, José Ballesta, reconoce la existencia de “otros seis grandes proyectos de instalación de plantas FV en régimen ordinario, proyectos que se ubicarán en las zonas de Lorca, Totana, Mula y Murcia, y que, en conjunto, sumarán más de 2.500 MW de potencia”. El más avanzado –explica Ballesta a Energías Renovables- es el de Mula, “que fue declarado recientemente ‘Proyecto Estratégico’ y tiene ya los permisos de acceso y conexión a la red eléctrica”. Según el consejero, el promotor prevé iniciar la obra en 2014. En todo caso, y siempre según esa consejería, tres proyectos, además de Andaltia, ya han presentado aval: SunEdison/Desarrollos Fotovoltaicos Carril 400 (Lorca, 400 MW); Soltec (Totana, 100 MW); y Promosolar Juwi (Mula, 450 MW).

Ocho megaparques en tránsitoPero, volviendo a la Región de Murcia, son ocho los megaparques fotovoltaicos, todos ellos centenarios, es decir, de más de cien megavatios. Lorca Solar (Gestamp/Andaltia), declarado en julio de 2011 “Proyecto estratégico de la Región de Murcia”, podría ser el más adelantado. Según la consejería murciana de Universidades, Empresa e Investigación, “actualmente, el proyecto se está tramitando en el Ministerio de Industria, que lo sacará a información pública en un breve plazo, por lo que esperamos obtener la Declaración de Impacto Ambiental antes de final de año; si se cumplen las previsiones, el proyecto podría iniciar las obras de instalación en 2014”. La planta, de más de 300 MW, ocupará una superficie de 1.651 hectáreas en Zarcilla de Ramos (Lorca) y exigirá una inversión de 600 millones de euros.

Discurso claroEl gobierno de la región -añade la nota- está impulsando además el Programa Integral de Ahorro y Eficiencia Energética, con el objetivo de “reducir la dependencia regional respecto de las energías fósiles, como el petróleo, el gas natural o la energía eléctrica convencional e impulsar el consumo de energía renovable”. La nota susodicha recoge además las declaraciones del director general de Industria, Energía y Minas, Pedro Jiménez: “fomentamos la producción de energías de carácter autóctono, inagotable y respetuosas con el medio ambiente, como la fotovoltaica, eólica, geotérmica y biocombustibles, lo que a su vez contribuye a la reducción de las emisiones de efecto invernadero y al fortalecimiento de un tejido empresarial tecnológicamente avanzado e innovador que se crea en torno a este sector”.

De Würth a BaywaMenos avanzado parece el proyecto que, en Jumilla, anunciara hace catorce meses la multinacional alemana Würth y detrás del cual ahora está, desde el pasado mes de marzo, la firma Baywa, también alemana (estaríamos hablando de unos 250 MW). Según el Gobierno de Murcia, en todo caso, “un aspecto clave para la correcta evolución de este proyecto era la necesidad de disponer de un punto de evacuación, por lo que la reciente inauguración en la zona de la subestación de Peñarrubia le ha otorgado un nuevo impulso”.

La prima de la solar, esa ayuda que el gobierno de la nación estableciese por ley, mediada la década pasada, nació por mor de la condición de limpia de esta energía renovable: no produces CO2; te ayudo con una prima. Pero la prima de la solar dejó de ser en enero de 2012 y, desde entonces, todo kilovatio fotovoltaico instalado en España compite en igualdad de condiciones con cualquier otro kilovatio (kW), sea su competidor uno sucio -contaminado de CO2- como le sucede a los kilovatios generados en las centrales térmicas que queman carbón o gas natural, sea muy mucho más sucio -como el kW radioactivo producido en las centrales nucleares de residuos milenarios-, o sea limpio, como lo son los kilovatios que trae el viento o los que fija el sol cuando se mira en el espejo de algún colector cilindro parabólico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *