instalaciones fotovoltaicas

El director comercial de Sofos Energía, Raúl Martínez, explica que “este innovador sistema supone una solución efectiva, económica y sostenible para el acceso y saneamiento de agua en zonas sin acceso a agua potable en países en desarrollo. El saneamiento de agua es un proceso costoso y complicado en zonas aisladas por no disponer de una fuente de energía, pero gracias a la colaboración entre las dos empresas leridanas, hemos dado un paso importante  para contribuir a solucionar este problema”.

Las instalaciones fotovoltaicas aisladas  resultan cada vez más interesantes para sectores como el agropecuario, la agricultura (sistemas de riego, cámaras de refrigeración de fruta), y en general para aquellas actividades que tienen un gran consumo de gasoil para generar electricidad en emplazamientos que no disponen de conexión a la red eléctrica. En estos sectores se pueden conseguir ahorros de hasta el 80% que permiten mejorar los costes de explotación y la competitividad de las empresas.

Sofos Energía está instalando actualmente tres sistemas fotovoltaicos aislados en tres poblados de la República del Congo. La instalación se realiza para la empresa Sanifutur, (leridana igual que Sofos) especializada en el tratamiento de aguas que cuenta con amplia experiencia en países africanos, con el fin de hacer que sus plantas potabilizadoras sean totalmente autosuficientes y no dependan del suministro eléctrico.

Instalaciones de 9,4 kWpCada una de las instalaciones cuenta con 40 módulos fotovoltaicos de Atersa de 235 Wp sumando un total 9,4 kWp. Y con un sistema de almacenamiento formado por un grupo de baterías de 48V–915 Ah  y cuatro inversores que permiten una entrega de hasta 22 kW de potencia a la planta potabilizadora y que garantizan la total cobertura de su demanda energética. Finalmente el sistema incorpora un grupo electrógeno de apoyo de 14 kVA para asegurar el suministro en momentos puntuales en los que se pueda agotar la autonomía adicional de un día que proveen las baterías. Cada una de estas instalaciones supone una inversión cercana a los 50.000 euros.

Tras las primeras investigaciones se pudo conocer que se trataba de una organizacin perfectamente estructurada, ya que cada uno tena un cometido diferente, desde el reconocimiento de las zonas donde se iban a cometer los robos, hasta la sustraccin, transporte y limpieza del cableado. Asimismo, la red contaba con conexiones para la receptacin del material robado y su posterior distribucin.

Los detenidos son 37 personas de nacionalidad rumana, adems del propietario y del encargado del centro de recuperacin de residuos y compra venta de metales, que son de nacionalidad espaola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *