fuentes de energia renovables

fuentes de energia renovables

La única gran eléctrica española que solo genera energía con fuentes renovables ha invertido más de tres años de trabajo en I+D+i para alumbrar “el primer y único barco de competición alimentado únicamente por energías naturales y no contaminantes”, una nave con la que ha decidido participar en la regata extrema Vendée Globe, “sin duda, el escenario más exigente para poner a prueba al Acciona 100% EcoPowered”. El barco (600 metros cuadrados de velamen) es el único participante español en esta prueba, que es conocida como el Everest de la vela por su extrema dureza. En la regata, que ha de recorrer 28.000 millas en tres meses, participan veinte embarcaciones clase Open 60 (open, porque no hay diseño cerrado al que deba ceñirse el armador; y 60, porque sí hay longitud máxima: 18,29 metros, o sea, 60 pies). Diseñadas principalmente para la competición en solitario y en pareja, son naves ligeras, con grandes planes de vela y armazones habitualmente de carbón-fibra, para ser ligeros y resistentes a la vez. (Véase infografía animada del barco en 360º).

Cien por cienPero la singularidad del Imoca Acciona 100% EcoPowered radica en las fuentes de energía que emplea, todas, limpias. A saber: miniaerogeneradores, placas solares fotovoltaicas, pila de hidrógeno y generadores hidrodinámicos. Fuentes todas que alimentan a un motor eléctrico que sustituye a un motor diésel de cuarenta caballos y que convierten a esta nave española en la única 100% renovable de esta regata multinacional. El motor instalado en el Imoca es un motor de imanes permanentes de 20 kW (27 CV) de potencia máxima, con un peso de aproximadamente 20 kilogramos. Según Marcos Rupérez Cerqueda, uno de los miembros del equipo de Acciona, el Imoca 100% EcoPowered “utiliza como energía primaria la electricidad que proviene bien de las baterías de litio, o bien de la pila de combustible, energía que previamente ha sido producida por los paneles solares; cuando el motor opera con la pila (hidrógeno obtenido a partir de fuentes de energía renovables), el único residuo es agua”.

El proyecto tiene como objetivo genérico “la implantación de equipos de climatización eficientes en edificios públicos, basados en sistemas bioclimáticos y geotérmicos, y el desarrollo y promoción de la utilización de los sistemas geotérmicos en las regiones que participan en el mismo”, según informa la Agencia Extremeña de la Energía. El TRT, cuyas obras se iniciaron la semana pasada en el edificio de Badajoz, es el primero de los diez que está previsto llevar a cabo durante el plazo de vigencia de PromoEEner. A partir de los datos obtenidos –informa la Agencia– se elaborará el mapa geotérmico con las posibilidades de aprovechamiento de esta fuente de energía renovable que ofrece Extremadura y las zonas incluidas en el estudio (Región Centro y Alentejo portugués). Según la Agencia, en zonas como Extremadura, con recursos de temperaturas muy bajas (por debajo de los 25ºC), las posibilidades de uso de la geotermia se centran en la climatización y obtención de agua caliente. En Islandia, el país con mayor actividad geotérmica del mundo, el 99% de las viviendas utilizan la energía geotérmica con esta finalidad, concluye la Agencia.

Sello ImocaLa motorización del Imoca Acciona 100% EcoPowered, junto con el sistema energético de baterías y pila de combustible, ha obtenido el sello Imoca, que certifica que el barco puede estirar del muelle (tracción de 280 decaNewton) durante quince minutos con una fuerza de 285 kilogramos lineales y que puede mantener una velocidad de cinco nudos durante cinco horas: “el Acciona 100% EcoPowered fue el primer velero Imoca en lograr la certificación con una tracción eléctrica renovable”. Según Rupérez Cerqueda, el mantenimiento de un motor eléctrico es “muy inferior” al que exige un motor diésel, ya que el eléctrico no tiene fluidos en su interior, por lo que su fiabilidad es asimismo “mucho mayor”. Las baterías constituyen otra de las claves de la embarcación. El sistema de baterías (seis baterías por 160 amperios, tres bloques de 48 voltios, 24Vx2) recibe todas las energías generadas por las instalaciones renovables. Las baterías distribuyen esa energía hacia el resto de sistemas para que el barco funcione.

De acuerdo con la BDEW, la utilización de combustibles en la generación eléctrica evidencia un claro retroceso. En los primeros nueve meses de 2012, el uso de gas natural en las centrales energéticas cayó en el 14 por ciento. La cámara, que representa a unas 1.800 empresas, aclaró que los operadores de plantas gasíferas atraviesan actualmente una situación crítica.

Cuatro días sin viento ni solAdemás, el barco dispone de un kilogramo de hidrógeno almacenado a 300 bares de presión. Para su uso en la pila de combustible, dicho hidrógeno es canalizado reduciendo para ello su presión a menos de un bar. Pues bien, una vez la pila está alimentada con hidrógeno, esta transforma la energía química del gas en energía eléctrica, con eficiencias cercanas al 50% (un generador habitual de combustión de gasolina tiene eficiencias inferiores al 25% porque realiza muchas transformaciones de energía –transformaciones intermedias– que en la pila no se dan; en ella la transformación -reacción electroquímica- es directa, según Rupérez). Las funciones de la pila de combustible a bordo son dos: en momentos de necesidad de tracción, la pila aporta dos horas extras de navegación a motor eléctrico con solo la mitad del peso de las baterías equivalentes; en el caso de se produzca agotamiento de las baterías de litio, la pila de combustible le aportaría cuatro días extras de energía en modo de emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *