espana energias renovables

espana energias renovables

El peaje viene a imponer un gravamen con una media del 25% del kilovatio hora. Es decir, en una red interior de energía eléctrica (propiedad del consumidor), el hecho de que se grave el autoconsumo de una generación propia “es una clara aberración, pues no se está usando la red general”. El hecho es que “estos gravámenes dejan sin rentabilidad las instalaciones de autoconsumo”. Hasta ahora, el gasto se podía repartir en un 30% de parte fija y un 70% de parte variable, recuerdan desde la Junta, “y ahora vamos hacia el 50%-50%, por lo que cualquier iniciativa de generar tu propia potencia se desincentiva”.

Desde el sector de la renovables entienden que “con los sucesivos cambios legislativos que se vienen introduciendo desde el último año de Miguel Sebastián como ministro y, sobre todo, estos dos años de Soria, lo que han conseguido es quebrar la seguridad jurídica y ponerlo todo patas arriba”, ya que “cambian las condiciones establecidas para contratos que ya estaban en marcha, con empresas que ya invirtieron en renovables”. David Piñero, a vueltas con el déficit de tarifa generado anualmente, señala que no ha descendido absolutamente nada (este año se espera entre 3.000 y 4.000 millones de euros) y los españoles seguimos pagando la electricidad más cara de Europa y con una deuda cada vez mayor”.

“A partir de ahora vamos a pagar por la electricidad que se genera y se autoconsume”, lamentan desde el sector a cuenta del denominado ‘peaje de respaldo’. Según el Gobierno andaluz, la reforma “encarece el autoconsumo y veta la opción de verter la energía a la red y recuperarla después”. La normativa que aumenta la parte fija de la factura eléctrica (en torno al 150%), en función de la potencia instalada, y baja la variable (en torno al 20%), en función del consumo, ya se está aplicando a través de una Orden ministerial. Argumentan desde la Junta que la reforma “desincentiva el ahorro y la eficiencia energética, echando por tierra todas las políticas en esa línea que se han llevado a cabo estos últimos años”.

Pero las críticas a la reforma no sólo provienen de una comunidad gobernada por un partido de la oposición y de las patronales renovables. Con la amenaza de ir al Tribunal de Luxemburgo, la Comisión Europea ha instado recientemente a España, y también a Italia, a aplicar la normativa europea que fija determinadas cuotas de consumo energético procedentes de fuentes renovables. Por su parte, la Comisión Nacional de Energía (CNE), desde octubre encuadrada dentro de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), se mostró a través de un informe rotundamente en contra de cobrar un recargo a los propietarios de instalaciones de autoconsumo por considerar que esto desincentivaría la eficiencia energética.

Sin embargo el espíritu de Molero continua vivo. Se crea la Planta de experimentacion Solar en Almería que se menciona al principio del artículo, inspirada en la trayectoria cientifica de su paisano Federico Molero, basándose en el mismo principio de su proyecto energético solar mediante espejos (tanto parabólicos, como canales) que permiten concentrar la energía solar en un solo punto.

Los cambios impulsados por el Ministerio de Industria en materia energética se centran en evitar la generación del déficit de tarifa (los ingresos por la tarifa de la luz son insuficientes para cubrir los costes del sistema eléctrico), que tiene acumulada una deuda de más de 26.000 millones y que está suponiendo un incremento del recibo de la luz entre los consumidores. El Gobierno, para tal fin, ha adoptado una serie de medidas regulatorias para “redistribuir” el coste. ¿Cómo? Con siete Reales Decretos y cinco órdenes ministeriales, actualmente en tramitación. “Todo para reducir el déficit pero a costa de cargarse las renovables”, lamenta el director general de la Agencia Andaluza de la Energía, Rafael Márquez. A su juicio, el Gobierno tiene una visión “cortoplacista” y está poniendo “parches” con una “dispersión normativa” en lugar de “ir más allá” y apostar por “una reforma global” del sistema eléctrico, que se rige por una ley de 1997.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *