energias solar

energias solar

Según el BID, en 2012 las inversiones globales en tecnologías renovables no tradicionales (solar, eólica, geotérmica, mareomotriz, hidroeléctrica de pequeña escala y bioenergía de avanzada) y la hidroeléctrica tradicional ascendieron a US$244,000 millones, de los cuales América Latina representó “un modesto 5.4 %”.

Según especialistas en la materia, el uso de los paneles solares podría disminuir hasta en un 100% la tarifa de electricidad, pero en Nicaragua todavía no se ha extendido el aprovechamiento de esa fuente de energía ni en el sector industrial ni en el domiciliar.

Sudáfrica pone en funcionamiento el programa de adquisición de energía renovable Independent Power Producer (IPP) para asegurar el suministro ininterrumpido de energía eléctrica. El programa surge sobretodo con el fin de alcanzar metas como de incrementar por lo menos aproximadamente 3725 MW de energía renovable para el objetivo 2030, para incentivar el desarrollo económico y ambiental, disminuyendo la pobreza, ya que se dan más oportunidades para la educación y se crean nuevos puestos de empleo, además de estimular la industria de renovables en el país y abrir las puertas a la inversión privada.

Desde 2005 existe la ley para la promoción de generación eléctrica con fuentes renovables, que exonera del pago de Derechos Arancelarios de Importación durante la construcción del proyecto, y libra del pago del Impuesto al Valor Agregado, del Impuesto sobre la Renta, y de todos los tributos municipales, escalonados durante 10 años, entre otros.

Las licitaciones del Departamento de energía de Sudáfrica, se dividen en 5 rondas y los participantes deben ofertar un PPA durante 20 años con la compañía eléctrica Eskom y no superar el límite establecido por el programa IPP. Otras de las condiciones que se les pide a los participantes es que los proyectos de fotovoltaica tengan 75 MW de de capacidad máxima instalada y que cuenten al menos con un 40% de participación de empresas locales, aunque este condicionante se ha ampliado a un 45% para la ronda 3. Actualmente se encuentran abiertas la ronda 4 y 5.

Por ello Sudáfrica se ha establecido unos objetivos del 30% de generación de energía renovable para el año 2030, lo que supone más de 18.000 MW, para diversificar su matriz y reducir esta dependencia del carbón. La integración de las energías renovables traerá numerosas ventajas para el desarrollo del país, como es el evitar los cortes del suministro ante la creciente demanda, reducir sus emisiones de gases invernadero y sobre todo, permitir la entrada de inversores privados en el sector energético, el cual se encuentra ahora básicamente en un monopolio de Eskom.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *