energias renovbles

energias renovbles

Si bien el acento está puesto de manera positiva hacia el uso de estas
energías, las conversaciones muestran una tendencia de desconfianza hacia la
promesa gubernamental conocida como el 20/20. Este anuncio fue realizado por el
Presidente Sebastián Piñera en discurso del 21 de mayo de 2011 donde planteó llegar
al 20% de ERNC del total de la energía en 2020.

En efecto, durante los tres meses de estudios (desde el 5 de mayo al 5 de
junio y que tomó Twitter, Medios Digitales y Blogs), se levantaron 6.785 tuits
y posteos que hablaban de este tema, de los cuales un 54% hacen mención a ello. De este total, un 32% de los mensajes menciona directamente a ERNC,
mientras que el resto menciona tipos de energías alternativas como la solar,
eólicas, biomasas y geotérmicas.

Después de las declaraciones del ministro de Energía, Jorge Bunster, quien
indicó que podrían subir los precios de la electricidad en Chile dado la
escasez hídrica que afecta al país y bajo la latente amenaza de
que podríamos quedarnos sin energía, es que ésta es un tema de
permanente conversación medial en el país.

Según un informe realizado por el Área de Investigación y Análisis Digital
de Mi VOZ, se observó que las conversaciones y tendencias en relación a este tema
en Chile toman la coyuntura de los problemas energéticos, pero ponen el acento
en las energías renovables no convencionales (ERNC).

Los cuestionamientos apuntan a lo poco viable que resulta alcanzar una
promesa como ésta en tan corto plazo y sin una planificación real. Llevada la conversación al escenario
presidencial, aparecen candidatos que proponen cambiar los números y plazos,
indicando un 15% para 2020 y un 20% para 2030, lo cual también ha recibido
cuestionamientos.

Desde la vereda contraria se indica que es posible alcanzar la meta desde el
plano económico, poniendo el acento en la voluntad política de lograrlo. En
este espacio elementos como los altos precios y la oferta energética, además de
la concentración del mercado, surgen como puntos que indican que es posible
alcanzar este propósito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *