energias renovables espana

energias renovables espana

El futuro marino de la eólica GamesaEl modelo elegido por Gamesa es el G128-5 MW, que “incorpora la tecnología probada y validada por la compañía en su plataforma de 4,5 MW y el conocimiento y experiencia adquiridos durante su explotación”. El primer aerogenerador de esta nueva plataforma, G128-5 MW, cuenta con un diseño modular y redundante, lo que -según explica Gamesa- “garantiza la fiabilidad y maximiza la energía producida, permitiendo optimizar el coste de la energía”. El prototipo cuenta ya con la Certificación del Diseño IEC 61400-22 -por el organismo independiente DNV (Det Norske Veritas)-, lo cual es calificado por la compañía como “un hito significativo en el proceso de certificación de la plataforma offshore de Gamesa, y garantía del lanzamiento, comercialización e industrialización de sus plataformas marinas en los próximos años”. La mutlinacional vasca declara “una cartera de 18.000 MW en diferentes fases de desarrollo en Europa, América y Asia”.

¿Y el tirón de la demanda? ¿No hay cada vez más consumidores dispuestos a contratar electricidad renovable? ¿No podría esta demanda animar el crecimiento de las renovables? Después de analizar los informes anuales que la CNE elabora sobre el sistema de garantía de origen (GdeO), “es fácil ver que la oferta con fuentes renovables es muy superior a la demanda”, explica Marco. “Entre los años 2007 y 2010, de todas las GdeO transferidas desde las productoras a las comercializadoras tan solo entre un 8 y un 12% se redimen, es decir, son compradas por un cliente final.

“Llevamos siete veces más energía al mercado de la que suministramos a nuestros clientes, así que ahora mismo podríamos abastecer a 125.000 hogares”, explica Jorge González, director comercial de Gesternova. Y esos potenciales nuevos clientes, ¿tendrán que pagar más por la electricidad renovable? “En absoluto. De hecho, nuestro precio es muy competitivo. Además de verdes somos de los más baratos, como se puede comprobar en los distintos comparadores de precios que existen en la red. En las tarifas de baja tensión, que admiten esa comparación por los perfiles similares de los clientes, Gesternova ocupa muchas veces el primer lugar en la clasificación y casi siempre está entre los tres o cuatro primeros”. Además, no obliga a contratar otros productos, la mayor parte de las veces innecesarios, que finalmente encarecen su suministro. “Estamos convencidos –apunta Jorge González– que si no fuéramos más baratos, la introducción de energía verde en el mercado sería más difícil. Pero hemos buscado difundir la energía renovable y la mejor forma de hacerlo es acabar con el mito de que lo renovable es más caro”.

Paloma Azcuénaga, del Secretariado de EKOenergy, explicaba en abril, en una jornada sobre electricidad renovable organizada por Ecoserveis en Barcelona, que “en Europa hay etiquetas verdes para la electricidad en más de diez países. Etiquetas que surgen cuando se liberaliza el mercado y las compañías quieren diferenciar su producto. Pero el mercado de la electricidad tiende a ser un mercado europeo, no nacional. Por eso nuestra propuesta es crear una etiqueta europea de electricidad verde, en lugar de que cada país utilice las suyas”. En Finlandia y en Italia la etiqueta EKOenergy está ya activa. Incluye información al consumidor sobre localización de la generación, tipo de fuente, huella de carbono, biodiversidad. Además, dispone de un mecanismo de adicionalidad para instalar nuevas plantas renovables en países del sur.

IBERDROLA y el Barcelona Supercomputing Center están utilizando para el Proyecto Sedar el MareNostrum, el superordenador más importante de España y uno de los más potentes del mundo. Ambas entidades han acordado realizar desde las instalaciones del BCS-CNS, tanto el desarrollo del modelo, como su posterior ejecución en nuevos proyectos eólicos de IBERDROLA.

En Euskadi, GoiEner lleva el mismo camino. Celebraron la asamblea constituyente en junio de 2012, consiguieron el alta como cooperativa en diciembre y desde el pasado 31 de mayo un grupo de unos 40 socios está consumiendo ya electricidad 100% renovable. “Es una fase de prueba –explica Santiago Ochoa de Eribe, director de Comercialización–. Tenemos que dejar pasar un par de meses para verificar todos los comunicados y pagos que se van realizando así como chequeos prefactura, la propia factura, etc. Ahora mismo tenemos 400 socios repartidos por Euskadi, algo en Navarra y de forma testimonial en alguna otra provincia. Y creemos que para septiembre la mayoría estarán ya consumiendo la electricidad de la cooperativa”. La aportación para hacerse socio es también de 100 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *