energias renovables en ingles

Los últimos anuncios en los mercados de CSP emergentes más prometedores ha ofrecido al sector una bocanada de aire fresco. Arabia Saudí ocupa los titulares con su Atlas de recursos renovables que está previsto que presenten el 18 de diciembre de 2013. Por su parte, Sudáfrica ha anunciado 2 nuevos proyectos que les ha otorgado el Departamento de Energía en la tercera ronda del Programa de Contratación de Productores Independientes de Electricidad de Fuentes Renovables de Sudáfrica (REIPPPP, por sus siglas en inglés).

La explicación de esta nueva modalidad de suscripción es doble. Y coincide básicamente con las razones que están llevando a muchos medios de comunicación a dar el mismo paso. En tiempos en los que la publicidad era capaz de garantizar los ingresos suficientes para la sostenibilidad del medio no hacía falta buscar otras vías de financiación.

Además, este último trimestre del año hemos visto una oleada de adquisiciones que destacan las nuevas tendencias del sector. Desde septiembre, han anunciado que la saudí ACWA Power ha comprado el fabricante alemán de espejos Flabeg, la española Rioglass ha comprado los activos solares de la alemana Siemens, la israelí Qnergy ha comprado el desarrollador de disco Stirling estadounidense Infinia y la española EPC TSK ha comprado el fabricante alemán Flagsol.

En Marruecos, parece que los proyectos Noor II y Noor III están ganando adeptos con más financiación asegurada este trimestre. En India, el Banco Asiático de Desarrollo está gestionando un nuevo programa de innovación y parece que la Corporación de Energía Solar de la India está introduciendo energía nueva en el mercado en apuros.

Energías Renovables cuenta con un equipo de profesionales que trabajan desde distintos países y que han convertido su trabajo en nuestra seña de identidad. Para mantener la calidad de nuestros contenidos, en 2014 vamos a acometer algunos cambios. El principal de todos es que ciertos contenidos de los que hasta ahora ofrecíamos gratis en internet pasarán a ser contenidos sólo accesibles a suscriptores.

Esa idea es la misma que nos lleva a plantear una suscripción a los contenidos en internet que cueste solo 20 euros al año. Porque entendemos que es un precio asumible para la mayoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *