energias renovables

Cabe resaltar que, la Itaipu Binacional, en su compromiso social y ambiental, impulsa el uso de las energías renovables, con el desafío de implementarlos como alternativa válida de producción en el país; que contribuya a contrarrestar la contaminación, generar empleos y condiciones dignas de trabajos, además de obtener potenciales negocios energéticos.

“Buscamos establecer y visualizar como un instrumento y una herramienta de relevancia el componente de las energías renovables. Por ello, entendemos que el Observatorio de Energías Renovables será un componente fundamental para la difusión, establecimiento de redes y gestión del conocimientos, tan importantes para el país”, apuntó.

Este apoyo es fundamental para Som Energia en un momento en el que se ha promulgado una nueva normativa que frena los avances de las energas renovables, en beneficio de las grandes compaas tradicionales. “La nueva regulacin conlleva un ninguneo de nuestros proyectos, dada la influencia en el Gobierno actual de los oligopolios que hay en el sector energtico”, denuncia Rosell. “Lo que busca la nueva ley es no perder ingresos de la factura elctrica para mantener un sistema basado en el aumento del consumo”, aade el representante de los socios. “El Gobierno busca que las grandes compaas energticas resistan mejor la crisis, ya que la reduccin del consumo y la entrada del sector de las renovables les han hecho perder dinero”, puntualiza. “Esto va en contra del inters general, que se basa en la eficiencia y en un papel ms preponderante de las personas en lo relativo a ser ‘autogeneradores’ y participantes en un cambio de modelo”, sentencia Rosell.

El documento añade que “tomando en cuenta la abundante irradiación solar en El Salvador, y el nivel de desarrollo de la tecnología solar térmica en el mercado internacional, el proyecto tiene un gran potencial para su implementación”. Pero para evitar que los costos se eleven aún más, se advierte la importancia de que en el país haya gente capacitada para fabricar los colectores solares.

Desde su anuncio, el Centro ya está listo para coordinar medio centenar de proyectos con líderes científicos específicos de diferentes instituciones que hacen investigación, pero también existen iniciativas de empresas que buscan comercializar productos en corto plazo, en algunos casos en uno o dos años y en otros más en cuatro. “El consorcio iniciará con proyectos de aprovechamiento térmico de energía solar y de aprovechamiento fotovoltaico. También incluirá el desarrollo de nuevos materiales, metodologías de aprovechamiento de la radiación ultravioleta para descontaminar agua, torres centrales de calentamiento solar, motores Stirling para generación eléctrica a partir de la energía solar y diferentes materiales para sistemas fotovoltaicos”, refiere el órgano de información universitario en el que se publicaron las primeras declaraciones del doctor de del Río Portilla respecto a este organismo.

Está integrada por las siguientes instituciones: Itaipu, Ministerio de Obras Públicas y Comunicación, a través del Viceministerio de Minas y Energías (VMME), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de Industria y Comercio (MIC), Secretaria del Ambiente (SEAM), Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Meteorología (INTN), Itaipu Binacional, Instituto Forestal Nacional (INFONA), Sector Productivo e Industrial, Sociedad Civil (ONG´s), Cooperativas de Producción y la Entidad Binacional Yacyreta (EBY).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *