energias alternativas

“Desde el punto de vista de la eficiencia energética, (los fondos) pueden considerarse perdidos”, concluye el informe, que sólo fiscalizó casos concretos de República Checa, Italia y Lituania pero asegura que sus resultados son extensibles al resto de socios. Desde 2000, la UE ha asignado casi 5.000 millones de euros a la cofinanciación de estas medidas en los Estados miembros.

La liquidación hasta noviembre de 2012 indica que, durante los 11 primeros meses del pasado año, las subvenciones a las energías no tradicionales ascendieron a 8.012 millones de euros, un 22,6% más que en el mismo período de 2011. Esa ha sido la causa fundamental de que, a pesar de la reducción en los costes de distribución y transporte, el déficit de tarifa haya crecido un 14,1%, hasta 4.072 millones.

El ascenso se produce a pesar de que no se registran nuevas instalaciones desde enero de 2012, tras la moratoria ordenada por el Ministerio de Industria tras la llegada de José Manuel Soria. La congelación no era retroactiva, por lo que las plantas ya preinscritas en el registro del Ministerio (especialmente de energía termosolar) que se han ido incorporando a la red desde entonces han podido recibir esta clase de subvenciones. La solución al persistente problema del déficit de tarifa es uno de los mayores puntos de fricción entre Industria y las eléctricas.

A partir de la crisis económica (2009 y en adelante) la
aparición de déficits públicos llevó consigo la eliminación, inmediata o
gradual, de los incentivos a la producción de este tipo de energías alternativas,
lo que condujo a una situación de pérdidas y a un exceso de capacidad. La competencia
se centró en el precio, que experimentó disminuciones importantes

El objetivo principal de este mster es dotar a los alumnos de los conocimientos necesarios paraestudiar los diferentes aprovechamientos de las alternativas energticas, laviabilidad de las diferentes instalaciones yrealizar una adecuadagestin de los recursosy de las condiciones del entorno.

De las energías que reciben primas, es la eólica la que abastece un porcentaje mayor del consumo, respondiendo de un 21,4% de la demanda total. Le sigue la cogeneración (10,6%), que puede utilizar a la vez fuentes renovables (como la biomasa) y no renovables, como el gas natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *