energia renovables

energia renovables

La escasa perspectiva de seguir desarrollando este negocio en España con ayuda de una tarifa preferente y las importantes economías de escala de esta tecnología, que crecen a medida que las plantas aumentan su potencia instalada, han animado varios proyectos para lanzarse a levantar grandes centrales y vender la electricidad en el mercado libre. Aproximadamente media docena de iniciativas de este tipo se han anunciado en el último año, de las que las más avanzadas, al menos sobre el papel, son los proyectos de la alemana Gehrlicher Solar, que tiene previsto construir una planta de 250 megavatios en Talaván (Extremadura), y de la alemana Würth, que anunció en abril la construcción de una de 287 megavatios en Jumilla (Murcia).

Hoy, la falta de proyectos eléctricos está potenciando el desarrollo de estas energías. Expertos del sector hablan de un nuevo boom, que esta vez va de la mano de una fuerte caída en los costos de inversión. A la fecha, según información del Servicio de Evaluación Ambiental, existen en el país proyectos de ERNC por 1.079 megawatts (MW) en operación. En construcción, sólo hay 697 MW. De ellos, los eólicos (490 MW) y los solares (126 MW) concentran la mayoría. En aprobación, en tanto, se contabilizan 9.653 MW, de los cuales más de 50% corresponde a energía solar y cerca de 40%, a eólica.

En cualquier caso, en esta asociación se muestran escépticos sobre la viabilidad de estos macroproyectos. “Creo que no se va a hacer absolutamente nada. Quién va a invertir un duro en renovables cuando los bancos saben los criterios políticos sobre el sector”, concluye el combativo Martínez Aroca.

La gerente general de Energética, María Isabel González, comparte esa visión. El riesgo del cliente libre, sostiene, está en tener que pagar más por la energía que no se logra generar cuando hay sol o viento. “Ese mix sale más caro que tener un contrato con una termoeléctrica a carbón e incluso a gas”, explica.

Durísima ha sido la reacción de UNEF a la vista de la nueva “Propuesta de Real Decreto por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos”. La asociación habla sin tapujos de “la ruptura de la seguridad jurídica, la arbitrariedad y la retroactividad”, señas de identidad todas de regímenes digamos controvertidos y que se suman a una cuarta característica -la oscuridad- con la que el Ministerio de Industria lleva meses legislando: todo el sector -no solo UNEF- se queja en público y en privado desde hace tiempo de la opacidad de la secretaría de estado de Energía, que lleva un año trabajando en la reforma del sector eléctrico sin haber mantenido apenas contactos con los actores clave del sector de las renovables.

El grupo almeriense Andaltia anunció otra megaplanta de 400 megavatios de potencia en la localidad murciana de Lorca, y Grupoenerpro prepara la construcción de una planta de 2,5 megavatios en la provincia de Sevilla. Esta compañía opera como promotora de centrales de energía eléctrica renovable y vende participaciones a inversores que busquen diversificar su cartera de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *