energia renovable espana

energia renovable espana

El objetivo final del Proyecto Sedar (Simulación eólica de alta resolución) no es otro que “afrontar la construcción de nuevas instalaciones eólicas con más garantías de inversión”. Los modelos actuales tienen una limitación importante en el tiempo de cálculo -explica Iberdrola-, “y este proyecto ha conseguido solventar esta limitación con el uso de técnicas de supercomputación” que permitirán aplicar el nuevo modelo informático durante toda la vida de la instalación eólica. Según la compañía eléctrica, “el proyecto va a desarrollar mejoras en la resolución de los modelos físicos que hasta el momento estaban limitados por los propios tiempos de computación”. Iberdrola y el BSC están utilizando para desarrollar el Proyecto Sedar el MareNostrum, que es “el superordenador más importante de España y uno de los más potentes del mundo” (foto). En una primera etapa, que se encuentra ya en fase de test -informa Iberdrola-, el proyecto “diseñará las nuevas instalaciones eólicas que se pongan en marcha con más garantías, ya que proporcionará las ubicaciones más idóneas para instalar los aerogeneradores y reducirá la incertidumbre a la hora de invertir en este tipo de estudios; esta fase del proyecto, que se lleva a cabo con el software Alya Green, se va a poder aplicar en los nuevos parques eólicos terrestres y marinos (offshore)”.

Las empresas de servicios eléctricos estadounidenses han intentado limitar los pagos por energía solar de techo en tanto son obligadas a abonar la energía no utilizada in situ a los productores.   

“Sin tener en cuenta los costos ambientales, legales, operativos, mantenimiento, impositivos y energéticos de un pozo de fracking –sostiene D´Elia–, que son muy superiores a los de un parque eólico, la entrega de energía de uno con respecto al otro a la misma inversión inicial, es clara: parque eólico 252.000 MWh – pozo de fracking 62.445 MWh. Una relación 4 veces superior. Esto es durante la vida útil del pozo (6 años máximo), pero el parque eólico tiene una vida útil media de 30 años, por lo que la entrega de energía es 20 veces superior.”

 Las propuestas de España también ponen en evidencia que el país no remunerará la energía excedente. El regulador aceptó comentarios hasta el 30 de julio y emitirá una respuesta sobre el borrador del proyecto a comienzos de septiembre.  

Tres hitos El Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) es definido por Iberdrola como el centro líder de la supercomputación en España. Su especialidad es la supercomputación de altas prestaciones (High Performance Computing). La función del CNS -explica la compañía eléctrica- es doble: ofrecer infraestructuras y servicio en supercomputación a los científicos españoles y europeos, y generar conocimiento y tecnología para transferirlos a la sociedad. El CNS gestiona la Red Española de Supercomputación (RES) y viene a ser -según Iberdrola- el último hito de su carrera eólica. El primero habría sido -relata- la puesta en marcha, en 2003, del Centro de Operación de Renovables (CORE) de Toledo, centro en el que, por primera vez, se integraba el control y operación de todas las instalaciones renovables de una empresa: “la apertura de este centro de control permitió dar un vuelco a la energía eólica desde una energía difícil de operar y de controlar, a una fácilmente manejable”. El segundo hito reseñado por la compañía sería el Proyecto Meteoflow, “en el que se hacía una previsión de la producción día a día de los parques eólicos, permitiendo a la energía eólica entrar dentro del mercado eléctrico y facilitando decisivamente el trabajo en la operación y mantenimiento de los parques”. Y, por fin, Sedar sería el tercero, un proyecto que “permite diseñar con menos riesgos de inversión los parques eólicos”.

Respecto al gas de esquisto, que se obtiene por medio del sistema llamado fracking, asegura que se logra desde pozos que “se agotan rápidamente”. Con una serie de comparaciones estadísticas es como llega a la conclusión mencionada al principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *