energia fotovoltaica en espana

El estudio, elaborado por la Asociación de Productores de Energías Renovables-APPA, ha sido presentado por José Miguel Villarig, presidente de la Asociación, y Jaume Margarit, director general de la misma, ha sido presentado, por quinto año consecutivo, recoge la aportación de las energías renovables de Régimen Especial a nuestro país en términos económicos y sociales.

Las energías renovables produjeron un ahorro de 32.538 millones de euros en el sistema eléctrico español como consecuencia del abaratamiento que provocó su entrada en el mercado diario entre 2005 y 2012. A ello habría que añadir el impacto económico derivado de su incidencia en la reducción de nuestra balanza energética, que ascendió a 15.368 millones, y evitar emisiones de CO2 por valor de 3.095 millones. Así pues, en términos relativos las energías renovables en Régimen Especial generaron en el citado periodo un ahorro en el conjunto del sistema energético español de 51.001 millones de euros. En cuanto a 2012, el sector de las energías renovables produjo unos ahorros al sistema eléctrico de 6.756 millones de euros, tal y como muestran los datos del “Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España en 2012”.

Hasta 2012 no se ha alcanzado el objetivo de nuestro país previsto para 2010, es decir, con dos años de retraso, de llegar a un consumo total de energía primaria del 12% proveniente de fuentes de energías renovables, fijado en la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico. En concreto, el año pasado, las energías renovables representaron el 12,2% del consumo total de energía primaria en España, seis décimas más que en el año anterior.

Este es el caso de los noventa vecinos de La Serna (Palencia), un pueblo agrícola de cien habitantes en la vega del río Carrión, que hace nueve años montaron de forma conjunta con su ayuntamiento una planta solar de 450 kilovatios, ha relatado Vicente Pérez, promotor de la instalación y concejal del municipio en aquel momento. Con la regulación vigente entonces (el Real Decreto 436/2004, que establecía que cada kilovatio de energía que produjesen sería pagado a 45 céntimos), calcularon que su inversión estaría amortizada en nueve años. “Era una cosa buena para todos, chocante al principio, pero con incentivos claros por parte del Gobierno, así que decidimos invertir en lo que llamaban la energía del futuro” ha explicado Cristina Martín, vecina de La Serna, madre de dos hijos y socia de la instalación.

En cuanto a los ahorros por reducción del precio del pool, los resultados del  Estudio alumbran que las energías renovables abarataron en 2012 el precio del mercado diario de OMIE en 4.056 millones de euros. Esta cantidad supuso un ahorro de 18,12 euros por cada MWh adquirido en el mercado diario.

El Estudio desmonta algunas de las acusaciones que se realizan sobre las energías renovables. La comparación interesada entre primas y déficit tarifario olvida los múltiples beneficios que tienen las energías renovables en nuestra economía y que deben tenerse en cuenta en un análisis económico de sus impactos. Las renovables no sólo no han sido las causantes del déficit tarifario sino que lo han reducido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *