energia eolica en espana

Sin embargo, la gran paradoja es que el sector eólico español (y las renovables en general) vive actualmente una crisis sin precedentes, puesto que el Gobierno ha vuelto a reducir las primas a los parques eólicos en funcionamiento y ha eliminado las ayudas a los nuevos proyectos. Las intensas campañas para demonizar las energías renovables (a cuenta de las ayudas excesivamente generosas otorgadas a la fotovoltaica) han precedido a la reforma eléctrica, denostada por el sector.

Con su impulso, la cooperativa Ecotècnia se situó entre los diez primeros fabricantes de aerogeneradores del mundo y construyó molinos que sumaban más de 1.400 MW en el 2007 (equivalente a la potencia de una nuclear y media). Emprendió la implantación en Francia, Portugal, Italia, India, Cuba y Japón… Y tras formar parte de la corporación Mondagrón (con 765 trabajadores), se integraron en la multinacional francesa Alstom. Pese a los avatares, casi todos siguen vinculados al mundo eólico (5) o las tecnologías o las energías limpias.

Y detalla: “El Estado español ha decidido pues recortar drásticamente las subvenciones. En Europa, el fuerte crecimiento del número de parques eólicos se reducirá también, gradualmente. Tanto en tierra como en el mar se están paralizando las instalaciones de turbinas eólicas, aunque todavía se siga invirtiendo más en parques eólicos que centrales térmicas de gas y de carbón. El ambiente es especialmente sombrío en los que respecta a España. El Gobierno está desarrollando un proyecto de ley que no sólo limita las actuales subvenciones, sino que incluso contempla la supresión total de algunas de subvenciones.”

“Hoy nos etiquetarían de emprendedores; pero no nos movíamos sólo inquietudes empresariales, sino sobre todo motivaciones sociales y ambientales”, dice Josep Congost, hoy director de diseño e innovación de Roca Sanitarios. “Nos lo creíamos. No había ni tecnología ni mercado; pero sí una enorme determinación y talento. Eso, unido a la capacidad de trabajo y el espíritu colectivo, explica que llegara la tecnología y se accediera a los mercados”, añade Ermen Llobet, que fue responsable del área fotovoltaica.

¿Y cómo se puede conseguir un relanzamiento de la eólica, ante las fuertes resistencias a una mayor penetración de las renovables? “Si se consideraran todas las ventajas sociales (empleo, reducción de la dependencia energética exterior..) y se eliminan las subvenciones encubiertas que aún tienen las energías fósiles, el coste de las renovables sería inferior; por eso, su desarrollo debería ser considerado una prioridad política”, dice Pep Prats, otro de aquellos promotores.

“Lo que ha ocurrido en España es un accidente terrible. El Gobierno transmite continuamente malas señales; pero la perspectiva nos la da lo que ocurre fuera. Las renovables están en un rápido crecimiento en países en desarrollo; sobre todo la eólica”, dice Ermen Llobet. “Es una paradoja. Tenemos la sensación de que cuando el sueño se ha hecho realidad, y cuando hemos hecho posible lo imposible, nos ponen barreras”, dice Miquel Cabré, un ingeniero que acababa entonces su tesis sobre sistemas para conectar los molinos a la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *