energia aeolica

energia aeolica

“Se van a instalar 20 parques en 20 puntos y van a quedar varias decenas de otros puntos en los cuales se podra instalar elica. En realidad el lmite para instalar elica en Uruguay no es por un problema del recurso, es decir, de los puntos donde puede haber buen viento; el lmite es la capacidad de seguimiento de la hidrulica. Como no tenemos ms espacio en nuestro territorio para instalar ms centrales hidrulicas, si tenemos muchsimos parques elicos no tendremos suficiente cantidad de generacin hidrulica para hacer el acompaamiento”.

Puntualizó que de acuerdo con el mapa desarrollado por el Instituto de Investigaciones Eléctricas, existen siete regiones eoloenergéticas en el país: el sur del Istmo de Tehuantepec, la Península de Baja California, la Península de Yucatán, el Altiplano Norte, la región central del Altiplano y las costas.

“La energía del viento ha sido empleada en diversas actividades y culturas, en los molinos de viento y en el impulso de los barcos de vela. En la actualidad se usa principalmente para producir energía eléctrica mediante aerogeneradores”, expuso.

En cuanto a estos acuerdos polticos, Mndez defini los acuerdos multipartidarios en materia de Energa como fundamentales. Cuando un inversor ve que hay una poltica a largo plazo independientemente del gobierno de turno tiene garantas que no se van a dar cambios bruscos como se han dado en el pasado y el presente de Latinoamrica. Eso le da ms confianza para invertir, y hace que llevemos en este perodo de gobierno 7 mil millones de dlares de inversin en la transformacin energtica”.

El director nacional de Energa se explay sobre la energa elica, una de las apuestas fuertes para cambiar la matriz energtica uruguaya. De acuerdo a Mndez, alguna gente duda de esta energa pensando que “con tantas penurias que pasamos (preocupndonos por) si hay agua o no hay agua, nos vamos a meter en otro tema tan variable como es el viento. En realidad, es exactamente lo contrario con el viento explic Mndez.

“Algunos desarrolladores le pagan directamente a los que fabrican el molino para instalarlos, otros los van a comprar en origen y el resto se encargan ac. Hay una exigencia que pusimos por decreto: por lo menos el 80% del personal tiene que ser uruguayo, el centro de control tiene que estar en Uruguay y tiene que haber un mnimo de 20% de componente nacional en toda la inversin”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *