empresas de energias renovables

empresas de energias renovables

Entre otras medidas recoge la eliminación de las primas para estas empresas donde las renovables (fotovoltaicas, eólicas y solares) se llevan la peor parte, dado que el nuevo modelo impone que estas empresas deban de asumir una “rentabilidad razonable” del 7,5% para toda la vida útil de la instalación -aunque aplicando los impuestos podría rondar limitarse hasta el 5%- frente al 12% que se les ofreció en su día allá por 2008.

En toda Europa y algunas de las empresas de servicios públicos de Estados Unidos que hace un decenio prevalecían en los mercados ahora pugnan por arreglárselas con tarifas bajas que están exacerbadas, a causa de que las energías renovables, que están subsidiadas, no tienen costos de combustible”. El dolor se siente más en Alemania, que lidera la instalación de granjas solares en el mundo y tiene los planes más ambiciosos de parques eólicos de ultramar. En los mercados mayoristas de energía de Europa, también se prefiere la energía limpia en vez de los combustibles fósiles, lo que es un verdadero destructor del empleo en las empresas tradicionales de servicios públicos.

Por ello, la Plataforma para el Impulso de la Generación Distribuida y el Autoconsumo Energético solicita “que se tengan en consideración nuestras alegaciones, de cara a una modificación del Real Decreto y para evitar la paralización en el sector del autoconsumo. Creemos que estamos aún a tiempo de evitar los problemas que comporta la propuesta de Real Decreto para nuestro sector. Además estamos convencidos de que nuestra solicitud está alineada con el interés de los consumidores y apelamos a la Directiva 2009/28/CE de 23 de abril de fomento del uso de energía procedente renovables, que exige que los peajes no supongan una discriminación de la electricidad procedente de fuentes de energía renovable y que fomenten la generación distribuida”. El desarrollo de un modelo de generación distribuida apoyado en el autoconsumo con balance neto y en el autoconsumo instantáneo sin vertido a red debería servir como vector básico para el despliegue de las redes eléctricas inteligentes y aportaría un importante valor al país en su conjunto, estimularía localmente el empleo y la actividad económica, sería además un factor más de eficiencia y competitividad para toda la industria y servicios, cumpliendo así con los objetivos fijados por la Unión Europea. Todo ello dirigido a los objetivos medioambientales suscritos por el Estado y disminuyendo, además, la dependencia energética futura en combustibles importados. “En suma, se trata de una ocasión perdida para desarrollar un mercado eléctrico más competitivo y centrado en el consumidor, mejorar nuestra competitividad, crear empleo duradero y de valor añadido en nuestro país”. La Plataforma para el Impulso de la Generación Distribuida y el Autoconsumo Energético está formada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE), la Asociación Española de Fabricantes de Bienes de Equipo (Sercobe), la Asociación de Instaladores Fotovoltaicos sobre Cubierta (AIFOC), la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de España (FENIE) y la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). La Plataforma también cuenta con la participación de organizaciones como CENER, CIEMAT, Fundación Renovables, Geenpeace, IDAE, OCU, SEO y WWF.

“Muchos particulares invirtieron hace cinco años en renovables al calor del 12% que desde el propio Gobierno liderado entonces por Zapatero se les prometía, pero al no poder afrontar el servicio de la deuda los obligará a entregar sus instalaciones como si de una dación de pago se tratara”, advierten las mismas fuentes consultadas por este diario.

Además, la nueva norma no resuelve la inseguridad jurídica existente y es contraria al fomento de la competitividad empresarial, “al impedir que una pequeña industria quiera invertir en optimizar su factura eléctrica. En definitiva hace primar el interés particular contra el interés general”. En otro sentido, la Plataforma considera que el Real Decreto dificulta muy seriamente cualquier política activa a favor de la eficiencia energética, que es una de las formas de ahorro más viables para nuestro país, y pone “muy en entredicho un objetivo clave de la Comunidad Europea para el año 2020, como es lograr una mejora del 20% en la eficiencia energética hasta esa fecha”.

EON de Düsseldorf y RWE de Essen evalúan hacer un cierre de las plantas a carbón y gas que tengan una capacidad superior a los 20.000 megavatios y puedan abastecer 21 ciudades que tengan el tamaño de Colonia, lo que pone en riesgo a parte de la fuerza laboral de ambas empresas que suma más de 10.000 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *