empresa energias renovables

empresa energias renovables

Compaas del otro lado del sector han desplegado “de forma agresiva” una labor de ‘lobby’ con el Gobierno, argumentando tanto las utilities y compaas de renovables que se estaban viendo injustamente afectadas por propuestas esbozadas el pasado ao.

La ltima “tentativa” del Gobierno espaol para reducir la creciente deuda del sector energtico reducir los beneficios de las compaas productoras de energa renovable, a la vez que el Ejecutivo sigue lidiando con un dficit de 28.000 millones de euros engrosado a travs de aos de subsidios, segn publica hoy el ‘Financial Times’.

“Estamos asistiendo a continuos cambios en el marco regulatorio y eso genera mucha incertidumbre. Es muy complejo poder proyectar resultados si cada dos meses se modifican las reglas del juego”, explica Juan José Fernández-Figares, jefe de Análisis de Link Securities.

La patronal de las grandes eléctricas mantiene que las últimas medidas del Gobierno se adoptan en una situación “límite para la economía española” y señala que el Tribunal Supremo, en diferentes sentencias, ha avalado la necesidad de que “las subvenciones que reciben estas energías, como cualquier otra actividad regulada, se adecúen a las circunstancias de la economía que concede dichas subvenciones”.

“Este cambio se produce de la noche a la mañana, lo que desencadena una inseguridad jurídica total y gran incertidumbre. Las empresas y capital riesgo ya invertido en el sector de renovables tendrán que renegociar, una vez más, el pago de su deuda al cambiar su previsión de ingresos y los bancos, ante la nula predecibilidad regulatoria, impondrán duras condiciones a la refinanciación, que puede hacer inviables muchos proyectos y provocar el cierre de instalaciones ya operativas. Además, la señal de riesgo se ha trasladado con virulencia a los mercados, los inversores ya han comenzado a huir en desbandada de la renta variable y deuda relacionadas con el sector energético español”, explica el responsable de análisis de una firma de inversión anglosajona.

Los analistas coinciden en que, a fecha de hoy, el sector energético español ha pasado a identificarse con “caos regulatorio e inseguridad jurídica”. No es para menos: en sólo un año, el Ejecutivo ha realizado cinco cambios regulatorios –a los que hay que sumar los aplicados por Gobierno de Zapatero-, que han provocado el descrédito total entre los inversores financieros y un gran enfado entre las firmas de capital riesgo y empresas, la mayoría extranjeras, que apostaron sumas millonarias por las energías renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *