electricidad solar para casas

electricidad solar para casas

A través de toda la casa, las ventanas de la compañía solar Pythagoras dejan pasar la luz pero no la radiación. Censores a través de la casa monitorean la temperatura y humedad de acuerdo al movimiento y a la luz del día y fueron producidos por la compañía Schneider.

“Todos [los patrocinadores corporativos] fueron muy receptivos porque ellos querían ser parte de la meta de tener un manera de vivir amigable con el medio ambiente”, dijo Lala-Ferro, quien es una estudiante de arquitectura en la Escuela de Diseño y Educación Neri Bloomfield.

“Yo estoy realmente orgulloso de la cooperación entre todas las diferentes instituciones”, dijo el Ministro de Protección Ambiental Amir Peretz en la ceremonia de lanzamiento en Haifa para la casa el jueves, señalando el rico intercambio de ideas que ha  tenido lugar debido a la presencia multidisciplinaria y multi-institucional.

Trabajamos 36 horas al da, nos movemos por todo el mercado, realizando tareas comerciales, estudios, visitas a clientes… Con las cantidades que acumulamos del paro es ms fcil convencer a los proveedores de nuestra liquidez y ya estamos colaborando internacionalmente con empresas en proyectos para el suministro de material y servicios en pases como Emiratos rabes, Mxico y Per, apostilla el joven, de tan solo 29 aos. Junto a sus tres compaeros -el mayor es Jos Cebrin, que est en la cuarentena- se centra en captar clientes del sector agroalimentario. Estn funcionando bastante bien nuestras bombas de riego alimentadas por energa solar fotovoltaica, remata el diplomado por la Universidad de Mlaga, aunque residente en Peligros.

Es optimista y pesimista a la par sobre el futuro de este tipo de firmas nacidas al amparo de las renovables. “La proliferación de empresas hace que se revienten los precios. Y no es sostenible”, alega. Además, teme que el recorte o la misma desaparición de ayudas domésticas para la instalación de estas energías limpias mermen la capacidad de maniobra de estas pequeñas pymes. Pero en el horizonte, Villasolar cree que aún tiene recorrido porque las energías tradicionales tienen los días contados. “En mi caso, el negocio se mantiene y creo que puedo ir a más”, afirma Jesús Benítez.

Este mobiliario urbano resuelve los problemas de sobrecalentamiento del lquido en los meses de verano y proporciona al ciudadano un nivel de confort ptimo para sosegar su sed, ilustra Gutirrez, quien deja claro que, por el momento, su oficina se ubica en la famosa ‘nube’ (esto es, alojada en Internet), para poder trabajar de forma deslocalizada en cualquier momento y desde cualquier punto del planeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *