electricidad solar

electricidad solar

Tras las sucesivas reducciones de la retribución aprobada por el Gobierno (primas), la facturación se ha recortado un 40% y se ha quedado en 30.000 euros anuales. Lo que ingresa es mucho menos de lo que debe devolver al banco (3.000 euros al mes, más los gastos de alquiler del terreno, IBI…). Miralda admite sin tapujos que su situación ahora es desesperada. El crédito bancario tenía como aval su vivienda, y si no lo devuelve, se expone a tener que entregar su casa al banco.

Consideró que en el estado también existe la posibilidad de generar energía para atender las localidades rurales marginadas, dispersas a través del viento y el agua, lo que está siendo investigado por la casa de estudios.

“Está ya demostrado que la fotovoltaica no ha causado el déficit de tarifa, y que este déficit viene de las sobrerretribuciones de hidráulica y nuclear, la interrumpibilidad, pagos al carbón… Es significativo que una gran mayoría de diputados del Congreso se hayan negado a auditar una supuesta deuda de 26.000 millones de euros. ¿A qué tienen miedo?”. se pregunta Ramon Salvia.

Anunció que en breve se pondrá en servicio un sistema de electrificación con sistema solar en dos comunidades indígenas, Nuevo Amanecer, en el municipio de Tenejapa y Monte Oreb, en Cintalapa.

La ilusión para promover energía limpia también se truncó para una docena de familias de Linyola (Pla d’Urgell), que invirtieron cinco millones de euros en una planta fotovoltaica con el fin de complementar sus rentas agrarias. Ramon Salvia (46 años), ingeniero técnico agrícola, destinó 400.000 euros, y ahora, tras los recortes de las primas, no puede devolver el crédito. En el 2008, facturaba 50.000 euros al año, pero en el 2012 ya se redujo a unos 38.000 euros; “y en el 2013 el recorte puede ser de hasta el 50% o el 60%”, se queja.

El recibo de la luz también se hincha porque “la falta de competencia provoca un exceso de retribución de la nuclear y la gran hidráulica, como ha denunciado la UE”. Numerosos conceptos recargan el recibo de la luz (extracostes de la electricidad a las islas, bono social o bonificaciones a las grandes industrias intensivas de energía), cuando deberían ir a cargo de los presupuestos, dice APPA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *