celulas solares

celulas solares

Los investigadores están sustituyendo la célula solar de triple unión convencional por un nuevo dispositivo de cuatro conexiones. Debido a esta investigación que combina los mejores materiales compuestos y a la tecnología de unión de la oblea, los científicos ya han obtenido con éxito una célula solar de 43% de rendimiento. La eficiencia se mantiene con rangos de concentración solar de entre 200 y 500 soles.

Actualmente, se produce electricidad mediante energía solar usando obleas de silicio policristalino gruesas o bien películas delgadas compuestas por materiales inorgánicos como telururo de cadmio o silicio amorfo. Los dos son caros de fabricar.

Una de los problemas que más ha preocupado a la industria solar fotovoltaica es el coste de producción de los paneles solares, su rentabilidad y eficiencia. Laboratorios de todo el mundo están investigando nuevas fórmulas de fabricación que impulsen la energía solar fotovoltaica y esta pueda llegar a ser competitiva con otras fuentes de energía fósil.

Gracias a la investigación, esto se está convirtiendo poco a poco en una realidad. Ya son más de 100 países en los que se ha llegado a la paridad de red, es decir, el momento en el que una fuente de generación de energía puede producir electricidad a un coste inferior o igual al precio generalista de compra de la electricidad directamente de la red y competir con las fuentes de energía convencionales.

Para poder entender los avances en rendimiento hay que hacer referencia al llamado límite de eficiencia de Shockley-Queisser, el cual establece una máxima teórica de una célula solar usando una unión pn para recoger energía de la célula.

Introduciendo un tinte especial en el polímero del que están hechas las células solares de la investigación, y gracias a emplear un mecanismo bioquímico bien establecido, el equipo de André D. Taylor y Jing-Shun Huang, de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, Estados Unidos, ha logrado un aumento del 38 por ciento en la eficiencia de conversión energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *