celulas fotovoltaicas

celulas fotovoltaicas

En 2010, además, ingenieros del mismo centro crearon unas antenas de nanotubos de carbono capaces de concentrar 100 veces más energía solar que otros dispositivos. Pero en ninguno de estos casos se usó la naturaleza como fuente de inspiración.

“Este récord mundial incremente nuestro nivel de eficiencia en más de un punto en apenas cuatro meses, lo que demuestra el extraordinario potencial de nuestra célula de cuádruple unión, apoyada en la tecnología y la experiencia de Soitec”, explica su presidente André-Jacques Auberton-Hervé. La misma satisfacción llega también desde CEA-Leti. Su consejero delegado, Laurent Malier, se muestra “orgulloso de este nuevo resultado, lo que confirma el extenso camino que existe en las tecnologías solares a partir de semiconductores III–V”.

“En las células que están actualmente en el mercado toda la superficie es de silicio. Lo que hemos hecho es introducir células de menos de un centímetro cuadrado. Así se reduce la cantidad de silicio necesaria, reduciendo los costes. Cuando este tipo de paneles se construyan en cantidades industriales, el ahorro será evidente”, apunta el científico.

La llave de la hucha que podra financiar nuevos proyectos de I+D la tiene la Unin Europea (el plan comunitario de Ciencia para el perodo 2014-2020) y el consejero Blanco, gratamente sorprendido por las revolucionarias lneas de investigacin que quiere abrir el ITMA, prometi que apoyar cuanto pueda para que el dinero fluya y los proyectos de I+D cristalicen.

“Estamos increíblemente orgullosos de nuestro equipo, que ha estado trabajando durante tres años en esta célula de cuádruple unión”, apunta Frank Dimroth, jefe del proyecto en el Fraunhofer ISE. “Esta célula contiene nuestra experiencia colectiva durante muchos años. Más allá de la mejora de los materiales y la optimización de la estructura, un nuevo procedimiento llamado unión de obleas juega un papel fundamental. Con él somos capaces de conectar dos cristales semiconductores que con tecnología convencional no podíamos superponer en capas sin deteriorar la calidad de los materiales”.

En el proyecto de investigación, financiado por capital público pero también privado, a través de Abengoa, han participado otras universidades españolas, aunque ha sido la de Jaén la encargada de poner a prueba la eficiencia de los paneles. Una vez testados los prototipos, el objetivo ahora es transferir la tecnología a la compañía para que inicie el desarrollo industrial. Aún habrá aún que esperar varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *