celula fotovoltaica

celula fotovoltaica

Impresión 3D y manufacturación a distancia
La impresión tridimensional permite la creación de estructuras sólidas partiendo de un archivo digital. Esta nueva tecnología potencialmente puede revolucionar la economía manufacturera si los objetos pueden ser impresos a distancia, en casa o en la oficina. El proceso consiste en la colocación que la impresora hace, capa a capa, del material que constituirá el futuro objeto independiente, desde la base a la cúspide del mismo. Los proyectos diseñados en el ordenador son cortados en secciones cruzadas para las plantillas de impresión, lo que permite que objetos creados virtualmente puedan ser usados para “copias reales” de plástico, metal, aleación…

Como informáramos esta semana, la Cooperativa de Luz y Fuerza Eléctrica de Rojas sigue sumando logros materiales a sus planes respecto de avanzar en la instalación de sistemas que permitan genera energía, de manera renovable.En efecto, esta última semana se recibió en la sede de la entidad un importante cargamento: un juego completo de paneles solares, que permitirá la producción de energía fotovoltaica.Estos equipos -que son importados y de elevado costo- fueron obtenidos ventajosamente por la Clyfer a partir de un convenio oportunamente formalizado con el decano de la Escuela de Ciencias Tecnológicas de la Universidad de San Martín, el físico rojense Francisco Parisi, quien además se desempeña en esa casa de altos estudios como investigador, docente y directivo. El acuerdo quedó plasmado en el marco del Proyecto de Interconexión a Red de Energía Solar Urbana Distribuída e implica que nuestra ciudad, a través de la Clyfer, queda vinculada a ese plan de alcance nacional, puesto en marcha desde la Unsam.Del plan participa también la Comisión Nacional de Energía Atómica, la Universidad Nacional de San Martín, y las empresas Edenor, Eurotel, Aldar, Qmax y Tyco.La energía solar fotovoltaica es un tipo de electricidad renovable (energía eléctrica, voltaica) obtenida directamente de los rayos del sol gracias a la foto detección cuántica de un determinado dispositivo; normalmente una lámina metálica semiconductora llamada célula fotovoltaica, o una deposición de metales sobre un sustrato llamada capa fina. También están en fase de laboratorio métodos orgánicos.Se usa para alimentar innumerables aparatos autónomos, para abastecer refugios o casas aisladas y para producir electricidad para redes de distribución. Éstos están formados por un cristal o lámina transparente superior y un cerramiento inferior entre los que queda encapsulado el sustrato conversor y sus conexiones eléctricas. La lámina inferior puede ser transparente, pero lo más frecuente es un plástico al que se le suelen añadir unas láminas finas y transparentes que se funden para crear un sellado antihumedad, aislante, transparente y robusto.La corriente eléctrica continua que proporcionan los módulos fotovoltaicos se puede transformar en corriente alterna mediante un aparato electrónico llamado inversor e inyectar en la red eléctrica (para venta de energía) o bien en la red interior (para autoconsumo).El proceso, simplificado, sería el siguiente: Se genera la energía a bajas tensiones (380-800 V) y en corriente continua. Se transforma con un inversor en corriente alterna. En plantas de potencia inferior a 100kW se inyecta la energía directamente a la red de distribución en baja tensión (230V). Y para potencias superiores a los 100kW se utiliza un transformador para elevar la energía a Media tensión (15 ó 25 kV) y se inyecta en las redes de transporte.En este sentido, se indicó desde la Clyfer que en el curso de los próximos días se comenzará a planificar la logística -obras de infraestructura, adecuación de espacios, necesidades tecnológicas, etc.- que requerirá la instalación de dichos paneles. El propósito inicial será comprobar la cantidad de energía que se puede producir, y darle utilidad.Los paneles -que miden seis por doce metros- deben estar colocados con un ángulo de unos treinta grados, de modos de recibir la mayor cantidad de luz solar. Mediante acumuladores, almacena energía a determinados niveles, aunque se sabe que estos equipos tienen en rigor una muy buena capacidad de producción.El plan de utilización de energía solar o fotovoltaica se suma a los que ya tiene en marcha la cooperativa respecto de la instalación de una usina para producción de biomasa y las turbinas eólicas también recientemente recibidas, cuyo emplazamiento está siendo evaluado.

Se cumple ahora el 540 aniversario del nacimiento del astrónomo Nicolás Copérnico, aquél que enunció la teoría heliocéntrica del sistema solar, aquél que se atrevió a decir que la Tierra no era el centro del mundo, sino un planeta más de la Vía Láctea que giraba alrededor del sol. Un descubrimiento que paso a la Historia de las Ciencias y la Humanidad como uno de los más importantes, frente a la tradicional cosmovisión geocentrista de Ptolomeo. Entonces fue una auténtica herejía para la Iglesia Católica, que no perdonaba este tipo de elucubraciones, y si no que se lo digan a Galileo o a nuestro Miguel Servet, quemado vivo por sus diatribas sobre la Santísima Trinidad y por decir que la sangre circulaba por el cuerpo.

Nutrición mejorada a nivel molecular
Incluso en los países desarrollados millones de personas sufren malnutrición debido a deficiencias nutritivas en sus dietas. Ahora, nuevas técnicas genómicas pueden determinar, al nivel de la secuencia génica, el amplio número de proteínas consumidas que son importantes en la dieta humana. Las proteínas identificadas pueden tener ventajas sobre los suplementos proteicos estándar, como proveer un gran porcentaje de aminoácidos esenciales. También han mejorado la solubilidad, el sabor y la textura. La producción a gran escala de proteínas dietéticas para humanos, basada en la aplicación de biotecnología a la nutrición molecular, puede alumbrar beneficios para la salud como el desarrollo muscular, el control de la diabetes o la reducción de la obesidad.

Electrónica orgánica y fotovoltaica
La electrónica orgánica, un tipo de electrónica impresa, es el uso de materiales orgánicos como polímeros para crear circuitos electrónicos y aparatos. En contraste con los tradicionales semiconductores de silicio, que son fabricados con caras técnicas fotolitográficas, la electrónica orgánica puede ser impresa a bajo coste. Poder producirlos a escala los convertiría en productos extremadamente más baratos que los aparatos electrónicos tradicionales. Tanto en términos de coste por aparato como en los costes del equipamiento necesario para producirlos. Mientras que la electrónica orgánica es poco probable que pueda competir ahora mismo con el silicio en velocidad y densidad, la tecnología tiene el potencial de proveer ventajas en costes y versatilidad. El coste de la impresión a escala de placas fotovoltaicas podría, por ejemplo, acelerar la transición hacia la energía renovable.

El Consejo de la Agenda Global sobre Tecnologías Emergentes del Foro Económico Mundial ha identificado las 10 tecnologías que, en 2013, prometen dar pasos decisivos para lograr avances inconcebibles hace apenas una década en campos como la medicina, la producción energética, la industria manufacturera, la seguridad vial, la lucha contra el cambio climático…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *